diumenge, 3 de maig de 2009

Piden 20 años en el psiquiátrico para la mujer que mató a su hijo de cinco meses tirándolo por un barranco

http://www.laprovincia.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2009042900_4_226610__Las-Palmas-GC-Piden-psiquiatrico-para-mujer-mato-hijo-cinco-meses-tir

La Fiscalía Provincial de Las Palmas solicita 20 años de internamiento psiquiátrico para la mujer que despeñó a su bebé por un barranco de casi cinco metros de altura.

La fiscal acusa a Mariana Rivara de un delito de asesinato, pero sustituye la petición de cárcel por el ingreso en un centro penitenciario psiquiátrico, pues la procesada "lanzó al niño por el barranco convencida de que la perseguían y la querían matar".

En concreto padece una "esquizofrenia paranoide crónica de varios años de evolución", según sostiene la fiscal Rosario Sánchez Romero en su escrito de acusación. Rivara tampoco tenía conciencia de su enfermedad mental cuando lanzó a su hijo al vacío.

En ese momento se encontraba "en pleno brote psicótico agudo" y tenía "totalmente anuladas" sus capacidades mentales, una situación que la exime de responsabilidad criminal. De ahí la medida de internamiento solicitada. Los hechos ocurrieron el 7 de mayo de 2008 en el mirador de Costa Calma, Fuerteventura.

El niño, de apenas cinco meses de edad, murió dos días después en un hospital de Gran Canaria debido a los fuertes golpes sufridos en la cabeza. La acusada había estado esa tarde en la comisaría de la Policía Local de Costa Calma.

Allí se presentó con su hijo para interponer una denuncia por malos tratos contra su marido, según ella porque la familia de su esposo "quería matarla". Ante la situación de nerviosismo e intranquilidad de Mariana, los policías decidieron llamar a su propio marido, que se presentó en las dependencias municipales a los pocos minutos y consiguió calmarla. Para ello le propuso que fueran juntos a la casa familiar.

Ella aceptó, pero el marido le sugirió que diera un paseo por la playa y lo esperara allí con el bebé, mientras él acudía a su puesto de trabajo para pedir el día libre. Fue en ese intervalo cuando se produjo el crimen.
Mariana llegó al mirador donde termina el paseo de Costa Calma, dio varias vueltas sobre sí y tiró a Lucas Nasine por un barranco de 4,83 metros de altura con el propósito de quitarle la vida.