dimarts, 27 de maig de 2008

NOTICIES RELACIONADES 27 DE MAIG

EL PAÍS, martes 27 de mayo de 2008

PERE RÍOS -

Hace décadas eran vistos como bichos raros, pero ahora son legión.
Más de 110.000 menores ingresan cada año en el ya saturado club de hijos de divorciados. Niños
que tendrán que habituarse, una de dos, a la ausencia de un progenitor, casi siempre el padre,
o a vivir a caballo entre dos casas. Los expertos creen que suele ser mejor para ellos lo segundo, la custodia compartida, pero los jueces siguen decidiendo lo primero.

El 97% de las separaciones acaban con los hijos bajo la custodia de la madre.Una inercia difícil de
romper. ¿Está discriminado el varón en las separaciones? Muchos creen que sí.

Lo importante no es, dicen los especialistas, que los hijos vayan de una casa a otra, sino que el
padre desaparezca de sus vidas tras la ruptura, algo que favorece la ley española. El Código Civil
considera “excepcional” la custodia compartida y para otorgarla es necesario el informe favorable
del fiscal, algo que en países europeos como Francia es habitual y que en el caso de Suecia, por
ejemplo, supera el 90% de los casos.

De las 15.721 rupturas registradas en los juzgados de España en 2006 de las que tienen datos,
en 15.296 casos es el padre quien paga la pensión de alimentos y sólo en 425 ocasiones lo hace la
madre. Es decir, en el 97,28% de los casos la custodia de los menores se concede a la mujer.

La sentencia de divorcio al uso en España atribuye a la mujer la custodia de los hijos, el domicilio
conyugal y una pensión de alimentos. Esas tres patas son las que analiza por separado un proyecto de ley catalán que en pocas semanas entrará en el Parlamento de esa comunidad. Es un
texto pionero en España en el que se establece que la custodia compartida será la norma habitual
que aplicarán los jueces y obliga a los padres a presentar en el juzgado un plan de parentalidad sobre cómo piensan ejercer esa responsabilidad tras la ruptura. El proyecto, además, separa las cuestiones patrimoniales, como la casa y la pensión, de las afectivas, relacionadas con los hijos.

Diversas asociaciones de padres separados entienden que ése es el camino y ya han empezado
a exigir al Gobierno de Rodríguez Zapatero que cambie la ley actual. Uno de los que está más
implicado en esa batalla es Joan Carles Castañé, que saltó a los medios de comunicación hace unos meses, cuando una juez le negó la custodia compartida de sus dos hijos porque era cojo, entre otras razones. Recurrió y la Sección 18 de la Audiencia de Barcelona no sólo no le dio la razón, sino que modificó el pacto que tenía con su ex mujer sobre el régimen de visitas a los hijos, que ahora tienen ocho y cuatro años. En aplicación de esa sentencia, los niños pernoctan los lunes con la madre; el martes, en casa del padre; el miércoles vuelven con la madre; el jueves están con el padre desde que salen del colegio hasta las 20.00. Después con la madre y, el viernes empieza el fin de semana con el progenitor que corresponda, alternativamente.

Las cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE) señalan que en 2006 se produjeron en España 145.745 rupturas matrimoniales —126.952 divorcios y 18.793 separaciones—, que afectaron a 110.982 hijos menores de edad. Una cifra notable comparada con las 211.818 bodas que se celebraron el mismo año. Durante 2005, se rompieron otras 136.876 parejas y los menores afectados fueron 86.465.

Del comportamiento de esos padres y de la decisión del juez depende la vida cotidiana de centenares de miles de niños en España.
Y es que las mujeres siguen siendo, en su gran mayoría, las encargadas de la crianza y educación
de los hijos, pero cada vez surgen más padres que, tras el divorcio, se implican en ello. Y,
sin embargo, la justicia no les reconoce como tales en la mayoría de las ocasiones. A veces, mal
aconsejados por sus abogados, renuncian de entrada a pedir la custodia compartida. ¿No hablábamos de sociedad igualitaria? “No comprendo que los jueces invoquen siempre el interés del menor y que los niños han de tener una estabilidad emocional y después dicten sentencias como la mía”, se lamenta Castañé. Pese al trasiego diario, sus hijos siguen integrados en su medio
social y familiar. Su comportamiento es el de miles de hombres y mujeres, que en muchos casos,
y si su economía lo permite, se quedan a vivir en el barrio de su antiguo domicilio para mitigar
en los menores los efectos de la ruptura.

Como Antoni Duran, que tiene 46 años y se separó en 2003. Su ex mujer tiene reconocida la custodia, pero el hijo, de 14 años, pasa la mitad de la semana con su padre y la otra mitad con la madre.
Fue él quien se quedó el domicilio conyugal, tras comprarle a ella la mitad, y la mujer se marchó
a vivir a otro piso en el mismo barrio del Eixample barcelonés.
“Lo importante es tener claro que se separa la pareja, no los hijos, y que se es padre toda la
vida”, dice.
El profesor de instituto y coordinador pedagógico Alejandro González, con más de 20 años de
experiencia, también quita hierro a los efectos de la doble residencia en las notas. “Depende de
cada estudiante, pero la movilidad de domicilios incluso puede llegar a ser positiva. Superado el
impacto de la ruptura, los chavales aceptan como normal que tienen dos casas y eso no tiene porqué influirles en los estudios”.
“Lo importante es repartir de manera equitativa el cuidado y la cría de los hijos, aunque sea en
dos viviendas distintas”. Pero la legislación española no va por ahí, explica Francisco Serrano,
juez de familia de Sevilla desde hace 10 años. “No es razonable que se creenmás juzgados de violencia sobre la mujer que juzgados de familia. En lugar de favorecer la mediación se está estimulando el conflicto”. Julio Bronchal, psicólogo especializado desde hace más de 10 años en conflictos familiares y maltrato infantil también lo tiene claro. “Siempre es preferible el tránsito entre domicilios de padres que la ausencia de uno de ellos”, que es la situación que viven la mayoría de hijos de padres separados.
En las relaciones de pareja, como en las de padres e hijos, la distancia puede ser el olvido. O
no. Elisa G., de 39 años, vive en Santander y se separó en 2005. Tiene la custodia de los dos hijos, mellizos de 11 años, que están con su padre dos días por semana y fines de semana alternos. Él se quedó a vivir en el mismo barrio, “y eso ha sido muy bueno para los niños, pero no para mí”. Reclama que no se revele su identidad y explica que se ha sentido acosada durante años “por un hombre




Discriminado por ser hombre

La custodia compartida se abre paso como la mejor opción para los hijos
de separados. Pero el 97% se concede a la madre ¿Queríamos igualdad?



La sociedad actual se articula sobre familias que han adoptado formas muy diversas.
Del modelo de familia en donde un padre y una madre educaban a los hijos hemos pasado, entre otras, a las familias monoparentales, reconstituidas o familias sin vínculos legales. Aún lo anterior, todas comparten una característica común, como es el hecho de que el reparto de papeles del trabajo en el hogar y del que sale de él, para buscar los recursos con los que sustentarlo, se ha diluido. Los padres y las madres son, con desigual distribución, encargados
del hogar y trabajadores que pasan largas jornadas de trabajo fuera de casa.
De este modo, los hijos de éstos se han acostumbrado a pasar de las manos de sus progenitores a las manos de los docentes, para luego transcurrir por las manos de los encargados del comedor escolar, la ludoteca, el transporte escolar, las clases extraescolares, los abuelos, los trabajadores
domésticos hasta que, a altas horas de la noche, vuelven a los brazos de sus padres que, en el mejor de los casos, juegan un poco con ellos, los bañan, dan de cenar y acuestan.

A poco que nos fijemos los niños van de un universo a otro sin mostrar mayores
esfuerzos y,más importante aún, secuelas.
En las familias donde los padres están divorciados los niños añaden a lo anterior la
alternancia de habitaciones, fines de semana y vacaciones con sus respectivos padres,
sin referir tampoco trauma alguno a los profesionales. Los psicólogos tenemos
claro que los niños necesitan crear vínculos fuertes y que cuantos más creen mucho
más seguros se desarrollarán. Los vínculos que establecen les enlazan con las figuras
significativas de su entorno—padres, abuelos, amigos— y con los mundos privados
que rodean a cada uno, que les ofrecen alternativas, afectos ymodelos distintos. El
mayor dolor que puede sufrir un niño en un divorcio es ver cómo sus padres se enfrentan
y sentir que pierde la posibilidad de estar en contacto con uno de ellos. Si,
además, esto es impuesto por uno de los padres, que le obliga a profesar un amor
fiel, a la par que un rechazo encarnizado al otro, el dolor se convertirá en maltrato.
Nuestra sociedad debe entender que las parejas se rompen, pero que eso nunca
ocurrirá con la familia del niño. Allí donde esté ese hombre y esa mujer serán su padre
y su madre. A fin de cuentas, y como todos sabemos, para educar a un niño hace
falta toda la tribu. ¿De qué nos extrañamos entonces?

José Manuel Aguilar es psicólogo clínico. Autor
del libro Tenemos que hablar. Cómo prevenir
los daños del divorcio.
El falso mito de la estabilidad

EL PAÍS, martes 27 de mayo de 2008

Una entidad de mujeres denuncia que el Consell le niega ayudas por tener hombres en sus filas

levante-emv.com 27 de maig de 2008


http://www.levante-emv.com/secciones/noticia.jsp?pRef=2008052700_19_451952__ComunitatValenciana-entidad-mujeres-denuncia-Consell-niega-ayudas-tener-hombres-filas

Bienestar Social alega que fue porque no está registrada como asociación femenina pero la orden de subvención fija que para cobrar los miembros deben ser "todos mujeres"

J. G. G., Valencia

La dirección general de la Mujer y por la Igualdad, que dirige Celia Ortega, quizá acabe perdiendo la mitad de su denominación. Según denunció ayer la Asociación por la Igualdad y contra la Violencia de Género (Xateba), la dirección, dependiente de la Conselleria de Bienestar Social, le ha denegado una subvención para actuaciones en favor de la igualdad por tener hombres entre sus miembros. Un portavoz de la conselleria negó esta circunstancia y lo achacó a que la entidad "no estará registrada como asociación de mujeres", no a la inclusión en sus filas de hombres, poniendo como ejemplo las ayudas que se dan a Tyrius, donde "también hay varones", pero la orden de convocatoria fija claramente que se considera asociación de mujeres aquellas "cuyos miembros sean todos mujeres". "Eso no se está aplicando", dijo el citado portavoz.

Mar Vicent, presidenta de Xateba, expresó ayer a Levante-EMV su estupor por lo ocurrido. Según recordó, en enero pasado la entidad presentó una solicitud a la dirección general de la Mujer en el marco de la convocatoria de ayudas para la realización de programas de igualdad entre hombres y mujeres, hecha pública en noviembre. Su sorpresa fue que en febrero el citado departamento requirió a la secretaría de la asociación "un certificado donde se acreditara que todos los miembros de la entidad son mujeres". "Contestamos que era imposible aportar dicha certificación porque a nuestra entidad pertenecen mujeres y hombres en igualdad de condiciones y derechos, y además son bienvenidos a ella", explicó Vicent, quien defendió que precisamente "lo que hace falta es que ellos se impliquen, que se creen referentes nuevos y que se vea que hay hombres diferentes".Recientemente, la conselleria les ha comunicado la denegación de la solicitud ya que estima que no son "una asociación de mujeres legalmente constituida". La base segunda de la convocatoria identifica las entidades beneficiarias como las "asociaciones de mujeres legalmente constituidas", pero en el artículo primero indica: "A los efectos de esta orden, entendemos por asociaciones de mujeres aquellas asociaciones legalmente constituidas cuyos miembros sean todos mujeres". La presidenta de Xateba, quien recordó que el Ayuntamiento de Xàtiva, que dirige el popular Alfonso Rus, o La Caixa, sí subvencionan a la entidad sin excluirla por aceptar hombres entre sus filas, destacó que el año pasado ya tuvieron que certificar al Consell que todos los miembros de la directiva eran mujeres, requisito que cumplen y no tuvieron problemas.

Vicent lamentó que se hable de la igualdad y acto seguido "se excluya a los hombres". A su juicio, la "penalización" a entidades en las que colaboran los varones es "una falta de sensibilidad y de claridad en la comprensión del fenómeno de la violencia contra las mujeres y de las vías para su solución", ya que, "cuando se habla del necesario rechazo social se reclama también el de los hombres", recalcó.

MALOS TIEMPOS PARA EL RADICALISMO DE GÉNERO

Comunicat de premsa enviat el dia 27 de maig de 2008 a diferents mitjans de comunicació d'Espanya en resposta a la Sra Falcón i el seu escrit "Malos tiempos para las mujeres"

Países como Colombia y Brasil nos acaban de dar una lección de moral y ética. Ya no son sólo nuestros vecinos europeos los que nos muestran y demuestran lo desencaminados que vamos, sino que sociedades que nosotros, los progresistas y europeístas españolitos nos atrevemos a tildar alegremente y sin rubor de tercermundistas, nos están enseñando el camino de la razón, la misma que hallamos simplemente repasando la declaración universal de los derechos humanos, a la vez que, los otrora civilizados por nosotros, e invirtiendo el sentido de la conquista, nos están demostrando lo sencillo que es, aplicando el sentido común y la voluntad, aparcar la obsesión por mezclar conceptos e intereses económicos y centrarse en seguir el camino de la lógica y del auténtico interés: la igualdad verdadera.

El radicalismo de género, llamado machismo o feminismo, están llamados a desaparecer bajo sus propios escombros de exclusión, odio y rencor. Ninguno de los dos colectivos respeta el derecho fundamental a la no discriminación, a la igualdad, y muchísimo menos el derecho de los niños a tener padre y madre.
Quien mezcle violencia de género, denuncias o dinero, con algo tan normal y coherente como es el hecho de querer ser por igual padre o madre, es que o no quiere admitir la realidad, o que de éste modo rentabiliza su “condición” de custodia/o monoparental.

La violencia de género siempre ha existido. Algunos hombres carecen de corazón y de alma, al igual que carecen de ello algunas mujeres. Ambos colectivos, machistas y feministas, tienen como finalidad someter al otro. Y ambos colectivos son igual de deleznables y peligrosos. Ambos colectivos agreden, matan, destrozan, y anulan a quien tienen al lado. Que uno sea más perseguido que el otro, no significa que el “invisible” a los ojos del gobierno no exista. Tampoco en éste caso aprendemos en nuestro país de los errores cometidos en el pasado por otros países. Cualquier persona sensata detesta la idea del Apartheid de Sudáfrica, pero sin embargo se legisla en base a un Apartheid de género, que discrimina y castiga al hombre por el mero hecho de serlo, con el consentimiento, la complicidad, el liderazgo y el beneplácito del Ejecutivo.

Incluso la nación Norteamericana, reconocida universalmente como una de las sociedades más avanzadas, y asimismo considerada en muchos casos un pernicioso referente cultural, a la hora de abordar éste reto social, ha sabido, no ahora, sino desde hace décadas, manejarse exitosamente en lo recóndito de los entresijos del complejo asunto del divorcio, las custodias y el reparto de bienes, acumulando experiencia suficiente como para poder extraer datos y conclusiones de lo que funciona, de lo que es justo, conveniente y en definitiva, favorable para todas las partes, del mismo modo que han decidido desterrar lo perjudicial, contraproducente, diferencial y peligroso.

De los numerosos estudios efectuados en los EEUU se desprende que los hijos que después del divorcio han vivido bajo una custodia monoparental (casi siempre de la madre) tienen mayor tendencia a desarrollar actitudes agresivas, delincuenciales y conflictivas en cuanto al trato con sus iguales.
Recordemos que los datos recogidos en nuestro país, evidencian que entre el 95 y el 98% de las custodias tras el divorcio son monoparentales a favor de la mujer.
Podemos por tanto, sin necesidad de ser expertos en materia social, extraer fácilmente conclusiones de cual es el funesto futuro de la generación de los hoy niños afectados. Adultos del mañana con personalidades cimentadas en la carencia del referente paterno.

El motivo de la exclusión de la figura paterna escapa a todo entendimiento objetivo. ¿Cómo puede ser que de la noche al día, quien formó parte de la cotidianidad de un niño sea excluido sin más? ¿Cómo argumentamos como “innecesaria” o “perjudicial” la influencia de un padre sobre un niño después del divorcio cuando antes del mismo no lo era? ¿Cuál es el objeto, finalidad y único deseo de quienes niegan a sus hijos tener una relación diaria y normal con su padre?

Sin duda alguna la sociedad en que vivimos tiene mucho camino por recorrer y muchos errores por enmendar, habrá vías más o menos discutibles, pero lo que es incuestionable es que desde la discriminación y el odio legislado es completamente imposible evolucionar hacia un país de referencia. La mal llamada sociedad del bienestar dista mucho, en España, de ofrecer lo que su propio nombre indica.

www.donesigualtat.blogspot.com

Encargó matar a su ex marido para lograr la Custodia de su hijo

Diari "ABC" 24 de maig 2008



M. J. ÁLVAREZ. MADRID.


Un crimen por encargo. Ese fue el móvil que provocó el homicidio de Miguel Ángel Salgado Pimentel, de 36 años, en el garaje de su casa. El suceso ocurrió el 14 de marzo de 2007 en el número 3 de la calle de los Caretos de Ciempozuelos. Le dispararon tres veces, dos de ellas en la cabeza.

Las primeras hipótesis que manejó la Guardia Civil fue que se trataba de un robo o de un ajuste de cuentas, dado que le estaban esperando y fueron a por él. Fue una vecina del inmueble la que se encontró el cadáver y avisó a la Benemérita.

De inmediato, salieron a relucir las desavenencias entre la víctima y su ex mujer, M.D.M.P., quienes tenían varias denuncias interpuestas en los juzgados de familia. Entre ellas, figuraba una en la que el fallecido aseguraba que había sido amenazado de muerte por su ex mujer, extremo que corroboraron los testigos. Además, el mismo día del crimen un juzgado había dictado un auto en el que le concedía la custodia de la hija de ambos.

Las pesquisas se centraron en su ex pareja. De ahí que localizaran una denuncia del fallecido, de enero de 2007, en la que explicaba que varios desconocidos habían intentado echarle de la calzada de la carretera M-311, resultando dañado su vehículo, extremo que fue de nuevo comprobado.

Las indagaciones permitieron llegar hasta un amigo y cliente de su ex pareja, E.S.B., que incluso llegó a prestar declaración a petición propia, ante la Guardia Civil, si bien, para despistar, apuntó a que Miguel Ángel pudiera estar relacionado con juegos de rol. El ovillo condujo a su colaborador y conocedor de sus «negocios», G.S.M., y C.M.G.C., presunto autor del homicidio.

«Asesinos a sueldo»

E.S.B., es el encargado de una empresa que contrata porteros que trabajan en discotecas y salas de fiestas de todo el país
Durante la investigación se constató que este y G.S.M., habían organizado varios «ajustes» y palizas por encargo.
Por todo ello se llegó a la conclusión que fue su ex pareja quien organizó la muerte de Miguel Ángel y contrató a C.M.G.C.
Los hombres, según todos los indicios, sometieron a vigilancias previas a la víctima hasta que actuaron.
El pasado martes se realizaron las detenciones y se registraron sus viviendas. Entre los efectos intervenidos se encuentran un llavero pistola del calibre 6,35 con munición, armas blancas, cintas adhesivas y bridas. Todos son españoles y tres de ellos, salvo G.S.M., están ya en prisión. No obstante, el arma homicida no ha aparecido.

Detenida una abogada por el asesinato de su ex marido

La abogada María Dolores Martín Pozo, de 37 años, ha sido detenida y acusada de encargar
a un sicario el asesinato de su exmarido,Miguel Ángel Salgado Pimentel, de 37 años, ocurrido en marzo de 2007 en Ciempozuelos. La Guardia Civil ha arrestado a otros tres hombres. Dos están
acusados de ser los intermediarios y el otro de ser el autor material de los disparos. Uno de los intermediarios escolta a veces a famosos como Ana Obregón, según fuentes de la Guardia Civil.

EL PAÍS - 24 MAIG DE 2008

dilluns, 26 de maig de 2008

"La Gran burla a la Justicia" - Yolanda Marroig Pons

Yolanda Marroig Pons. Palma.

La gran burla a la Justicia

Tras ver la noticia de una mujer que denunció falsamente por malos tratos a su ex pareja "utilizando" como testigo a un ex futbolista de primera división, lamento el intento de burlar la Justicia. Y me horroriza que esa burla se produzca, en muchos casos en los que el destino de niños/as está en juego.

Algunas mujeres afirman que los padres de sus hijos/as piden la custodia compartida para no pagar la pensión por alimentos y para que no se haga atribución a la madre del domicilio conyugal. Y hay padres que solicitan la custodia compartida y no son sospechosos de hacerlo por fines económicos, ya que renuncian desde el principio, ante el Juzgado, al domicilio conyugal a favor de su (ex) mujer y se ofrecen a pagar una pensión y, todo ello, aunque se les otorgue la custodia compartida.

Es curioso que una madre esté dispuesta, en una negociación previa a una demanda de divorcio, a pactar con el padre la custodia compartida de sus hijos/as "de facto" (acordando que los pequeños puedan pernoctar en el domicilio paterno entre semana) exigiendo a cambio suculentas concesiones económicas. Y que esas mismas madres, si no se alcanza un acuerdo económico en los términos que desean, se opongan ante el juez a que sus hijos/as pernocten en el domicilio paterno, defendiendo que eso sería "perjudicial" para ellos/as.

Menuda paradoja: ¿Si obtienen todas sus expectativas económicas es beneficioso para sus hijos/as estar con el padre la mitad del tiempo, y si no, es perjudicial? (Ergo los padres que pueden permitirse "pagar" lo que sus ex parejas les piden son más capaces que los que no pueden para compartir la custodia). ¡Venga ya! "¡un poquito de por favor!". ¿Alguien tiene idea de lo que es un Estado de Derecho? Porque parece que no.

http://www.diariodemallorca.es/servicios/cartas/cartaLector.jsp?pIdCarta=10566&pRef=2008052600_0_0__Cartas

diumenge, 25 de maig de 2008

"Los hombres también se sienten víctimas" Ana Hernandez / periodista

Ellos también se sienten discriminados. Muchos padres de familia
separados consideran que son víctimas de prejuicios, de actuaciones que
no se corresponden con la realidad o de anacronismos. También ellos
quieren que se escuchen y se recojan las voces de los hombres que sufren
abusos y protagonizan igualmente casos de violencia cotidiana. Y cada día
son más. No les falta razón. Sin que por ello la pierdan tantas y tantas
mujeres maltratadas por parte de sus parejas o de quienes lo fueron, y de
tantas y tantas mujeres que han muerto asesinadas. Pero de ahí a ocultar
esta otra realidad hay un abismo y tal vez demasiado dolor. No es que se
generalice, ni que se mida a todos por el mismo rasero pero es verdad que
en numerosas ocasiones la balanza se inclina demasiado hacia un lado.
Será por el peso de la costumbre y hasta por falta de voluntad a la hora de
aplicar también en este ámbito la igualdad que todos reclamamos.
¿Por qué no analizar cada caso y enjuiciarlo de forma particular, con
objetividad, tratando de ver qué es lo mejor para cada una de estas familias
rotas y sobre todo para los niños? Hay que reconocer también que en las
últimas décadas son muchas las cosas que han cambiado, entre ellas, el
modelo de familia, los roles de cada cónyuge. La incorporación de la mujer
al trabajo, las medidas para conciliar vida familiar y laboral, las bajas ante
casos de maternidad y paternidad. Ahora caben situaciones que hasta hace
unos cuantos años eran impensables. Benditos los pasos que se han dado
para avanzar en la lucha contra la violencia machista y los recursos que se
están poniendo en marcha para ayudar a quienes la padecen. Pero
supongo que esto no está reñido con otros avances que están pendientes.


Las estadísticas reflejan cómo aumentan los divorcios, en la mayoría de las
separaciones hay que pleitear y salvar una batalla legal por la guardia y
custodia de los hijos. Hoy en más del 90 por ciento de los casos sigue
depositándose en manos de las madres. Ese desenlace arrastra para
quienes se consideran maltratados un agravio enorme y es lo que quieren
denunciar. Mañana nuevamente la Asociación de Padres de Familia
Separados de Salamanca celebrará sus cuartas jornadas en las que aboga
por la custodia compartida y por dar un giro a una situación que se viene
arrastrando y que consideran los convierte no sólo y casi siempre en los
malos de la película, un papel que se resisten a asumir.


Esta asociación que preside el médico Jesús González ya lleva unos
cuantos años tratando de hacer ver que compartir la custodia de los hijos es
algo más que recomendable. Él y otros padres como Juan Carlos López o
Fernando Javier López Älvarez quieren que al menos la sociedad reflexione
sobre algunas cuestiones que están a la orden del día. Dicen que no se
puede obviar que hay muchas denuncias falsas, y que existe un rechazo al
padre que no tiene la custodia, y hablan también del síndrome de alienación
parental, de desequilibrios económicos familiares tras la separación, critican
la escasa receptividad judicial que encuentran cuando ponen una demanda
y cómo muchos padres se llegan a pasar hasta diez años esperando que
salga el juicio.



Publicat a "Tribuna de Salamanca" el 23 de maig de 2008

"Constitucional, igualdad, y teorías conspirativas" Manuel Molina

En una reciente Sentencia, y por siete votos contra cinco (resolución, por tanto, nada pacífica), el Tribunal Constitucional acaba de declarar que la Ley Integral contra la Violencia de Género es respetuosa con nuestra Carta Magna.

Su posible inconstitucionalidad había sido planteada por una magistrada-juez de Murcia que, al parecer, consideraba que el hecho de que esa ley imponga -por la comisión de hechos idénticos- penas de prisión más altas a un ciudadano (por ser hombre) que a otro (por ser mujer), podría vulnerar -menuda ocurrencia- el "Principio de Igualdad y no discriminación por razón de sexo" contemplado en al art. 14 de la Constitución española. ¡Hay que ser "tiquismiquis"!

Pues bien, a vueltas con dicha Sentencia -intentando comprenderla- y leyendo sobre el tema en la prensa, me encontré, casualmente, con un artículo de opinión publicado sólo unos pocos días antes por una conocida y veteranísima militante del sector más radical del feminismo patrio (ese que parece perseguir la supremacía de la mujer sobre el hombre, y no la igualdad entre ambos).

En dicho artículo (titulado "Malos tiempos para las mujeres") D.ª Lidia Falcón, que así se llama su autora, afirma lo siguiente:
- Que "contra las mujeres se ha desencadenado una campaña (sic) machista";
- Que esa campaña "está cada día más en auge (sic)";
- Que, "por ello (sic), los jueces archivan el 55% de las denuncias por maltrato, considerando que son falsas"; y
- Que todos los hombres que quieren la custodia compartida de los hijos tras los divorcios lo hacen tan solo "con el propósito claro (nuevamente, sic) de no pagar las pensiones de alimentos a los niños".

Como suena. Todo en el mismo saco: "conspiración" de violencia machista; "incomprensible" archivo judicial de las denuncias falsas; y "taimada" solicitud de custodia compartida de los hijos por parte de los malvados y rácanos varones.

Asímismo, en su hiperbólico artículo, D.ª Lidia se permite atacar -entre otros- a la magistrada María Sanahuja (hasta hace poco, juez decana de Barcelona), quien al parecer también es feminista, pero ferviente partidaria de la custodia compartida de los hijos, en beneficio de éstos, tras los divorcios (es decir, "curiosamente", defensora de una verdadera igualdad entre hombres y mujeres).

Pues bien, frente a todo ello se podrían argumentar muchas cosas.

Por ejemplo, que somos muchos -inmensa mayoría- los hombres que repudiamos la violencia contra las mujeres (y contra cualquier otra persona, independientemente de su sexo), pero que también estamos en contra de la utilización fraudulenta de ciertos resortes indirectos de esa Legislación de Violencia de Género como instrumento de presión y en perjuicio de muchos hombres inocentes. Es decir, contra las denuncias falsas.

Que difamar a todos los hombres que quieren a sus hijos y creen firmemente en la custodia compartida como medio de seguir participando en la crianza y educación de los menores tras los divorcios, es tan injusto y demagógico como lo sería afirmar que absolutamente todas las mujeres que se niegan a la custodia compartida -y la solicitan para sí, de forma exclusiva- lo hacen con el único objeto de obtener beneficios económicos (¿o es que eso sí le parecería bien a la señora Falcón?).

O que llama la atención la forma en que un sector del feminismo más radical, perdiendo su admirable e histórica razón de ser originaria (la lucha por la igualdad entre hombres y mujeres; idea justa como pocas), es capaz de rizar el rizo de lo absurdo y defender postulados más machistas que aquel que dice que "la mujer en casa, y con la pierna quebrada". Porque ¿hay algo más ranciamente machista que defender la idea de que, tras los divorcios, las mujeres (por el simple hecho de serlo) están más capacitadas que los hombres, para la crianza y educación de los hijos? Realmente, parece empeñado en hacer bueno aquel viejo aforismo que reza que "los extremos se tocan": en este caso, "feminismo radical" y "machismo recalcitrante".

Se podría argumentar mucho más.

Pero, la verdad -ante lo absurdo e incongruente de dicha teoría de la "conspiración" contra las mujeres, y el resto de sus afirmaciones-, lo único que le diría a la autora del artículo son aquellas palabras que el mago-prestidigitador al que daba vida el genial Woody Allen en su reciente película, titulada "Scoop", dedicaba -con su característico tartamudeo- a una señora del público:

"La adoro, de verdad. Oigan, adoro a esta mujer. Y lo digo de corazón, lo digo sinceramente. Es usted una mujer increíble; y lo digo con el debido respeto. Es usted una mujer maravillosa, lo digo sinceramente. ¡Dios la bendiga! Es un encanto. Lo digo desde el fondo de mi corazón. Es un ser humano increíble y un ejemplo para su raza (sic)".

dimecres, 21 de maig de 2008

Políticamente Constitucional - José Manuel Aguilar Cuenca

http://www.diariodecadiz.es/article/opinion/131611/politicamente/constitucional.html

HACE algunos meses comentaba en este periódico que no andaba muy esperanzado en que el Tribunal Constitucional debatiera con seriedad sobre los recursos planteados a la Ley contra la Violencia de Género. Fiel a sus principios, tan alto órgano (dicen) no me ha defraudado. Con precisión militar el recuento de votos es, una vez más, un reflejo de los intereses políticos: todos los jueces tachados de progresistas votaron a favor, mientras que todos los jueces bautizados como conservadores lo hicieron en contra. Extraordinario ejemplo de pluralidad política, libertad de pensamiento y coherencia con la labor que el ciudadano les encomendó cuando aprobaron sus oposiciones; es decir, hacer justicia (dicen).

La citada ley, tres años después de su aprobación, ha demostrado su absoluta ineficacia, junto con una sobrada capacidad para lograr crear un estado de indefensión absoluta a los ciudadanos, de tal suerte que el Gobierno se plantea reformarla prontamente. Reformar las leyes es un sano ejercicio que busca actualizar su forma y función a los cambios que, inevitablemente, la sociedad va imponiendo, haciendo anacrónico aquello que una vez fue adecuado, socialmente aceptado y jurídicamente correcto. Reformar una ley, sea de la materia que sea, tres años después de su aprobación, no es sino una muestra más de su incapacidad para resolver aquello para lo que se promulgó.

Sin embargo, y haciendo un nuevo ejercicio de futurología, mucho me temo que los cambios vayan en la dirección de insistir tercamente en el camino errado, echando las culpas a mil excusas, siempre ajenas, para aumentar presupuestos, partidas, personal y, lo peor de todo, presión política a los profesionales encargados de llevarla a la práctica, con tal de que cuadren las cuentas. Nunca será culpa de que el espíritu de la citada ley se base en datos falsos o interpretaciones sesgadas de la realidad. Si hay que cambiar la realidad para que la ley sea acertada, siempre será aquella la que tendrá que ceder ante esta, so pena de descalificación y vilipendio.

El pensamiento manso de nuestros días hace albergar pocas esperanzas de que el común tome conciencia de lo que ocurre. Stanley Milgram, catedrático de Psicología en la Universidad de Yale, llevó a cabo en 1960 uno de los experimentos más conocidos e inquietantes de la Psicología. Tomando como objetivo ver hasta qué punto un ciudadano medio, como usted o yo, podía someterse a un gobierno autoritario, planteó un experimento que consistía en coger a dos sujetos, que pensaban que estaban participando en un estudio sobre la memoria, en donde uno adoptaba el papel del alumno y el otro el de profesor. El alumno estaba atado con correas a una silla y se le conectaba un electrodo a la muñeca. El profesor se sentaba frente a una máquina llamada Generador de descargas eléctricas tipo ZLB, que disponía de una serie de palancas tituladas: descarga leve, descarga moderada, descarga fuerte y peligro: descarga potente. El verdadero objeto de estudio era el profesor, ya que se pretendía medir la capacidad de una persona corriente para hacer sufrir a una víctima inocente y angustiada. La instrucción era que, a cada error del alumno al repetir una lista, el profesor debía darle una descarga. El resultado fue contundente: más de la mitad de los participantes estaban dispuestos a electrocutar a otro ciudadano hasta dejarlo inconsciente o provocarle la muerte, si ese era el encargo que había recibido de la autoridad establecida.

Si queremos buscar interpretaciones de la realidad que nos permitan generar discriminación positiva, el mundo está a nuestros pies. Podemos hacer que las infracciones de tráfico sean mucho más severas para los menores de veinticinco años; a fin de cuentas, son el segmento de edad que se ve implicado con mayor frecuencia en ellos. Podemos hacer que las madres que maltraten a sus hijos tenga mayor pena de cárcel ya que, como recientemente se ha recordado aunque todos lo sepamos desde hace décadas, la violencia que ejercen las madres sobre los hijos es estadísticamente mucho más frecuente que la que ejercen los padres. Podemos plantear que las penas a los empresarios de la construcción sean el doble o el triple que las de los empresarios de la enseñanza; a fin de cuentas, la construcción es el sector con mayores tasas de siniestralidad. Y así ad infinitum.

No soy tan inocente como para pensar que las leyes se aprueban por políticos, pero otra cosa distinta es el control judicial de éstas. Aprobar judicialmente leyes bajo dictados políticos me hace pensar que algo nos sobra: o los jueces o los políticos. Si no son capaces de pensar de forma independiente unos de otros, tal vez deberíamos plantearnos para qué tanto gasto y paripé.

La mesa está dispuesta, los botones encendidos. La autoridad ha dado vía libre. Sírvanse apretar el botón.

Todos Iguales - Julia Navarro

El artículo 14 de la Constitución dice que todos somos iguales ante la ley, independientemente de nuestro sexo, raza, religión, etc. Y a mí me parece que éste es uno de los mejores artículos de nuestra Carta Magna porque entronca directamente con la Declaración de Derechos Humanos.

Tener los mismos derechos y obligaciones es el principio básico de la igualdad, y es uno de los pilares de las sociedades democráticas.

A todos, o a casi todos, nos repugnaría la idea de que alguien tiene más derechos, o menos, por el hecho de ser de uno u otro sexo o de una raza determinada, y desde luego nuestra Constitución no deja dudas al respecto. Por eso sorprende, y mucho, que el Tribunal Constitucional haya dictaminado que en los casos de violencia domestica reciban un castigo mayor los hombres que las mujeres. Realmente no lo entiendo y eso que me declaro feminista, y que siempre he apoyado la adopción de medidas de discriminación positiva para ir igualando la presencia de la mujer en la sociedad respecto a los hombres.

Pero no entiendo que dar una bofetada a una mujer, maltratarla o asesinarla, tenga más castigo que dar una bofetada a un hombre, maltratarle o pegarle. ¿Es que duele menos la bofetada? ¿es que la humillación es menor? ¿es que el muerto está menos muerto?.

El camino de la igualdad no se puede construir diciendo que según un delito lo cometa un hombre o una mujer el castigo es diferente. Ahí sí que no les sigo a los magistrados del Tribunal Constitucional, todos ellos aparentemente encuadrados en el llamado sector progresista.

Si rompen el principio de que todos somos iguales ante la ley entonces, en mi modestísima opinión, están quebrando no sólo la Constitución sino la esencia del Estado de Derecho.

Sinceramente me sorprende y no entiendo lo que han hecho los llamados progresistas del Alto Tribunal, salvo que se les haya parado el reloj en no se qué momento de la Historia.

Creo que es imprescindible seguir combatiendo la violencia contra las mujeres, que desgraciadamente continúa siendo una lacra en nuestra sociedad, que desgraciadamente no ha podido ser paliada por la Ley contra la Violencia de Genero.

Hacen falta medios, y muchos, para que esa ley sea eficaz, porque no basta con enunciar los problemas para arreglarlos. Pero la violencia doméstica no sólo se da entre hombres que maltratan a sus parejas, sino también hay mujeres que hacen lo mismo con ellos, y padres que maltratan a sus hijos, e hijos a sus padres, de manera que la violencia doméstica es algo más amplio, aunque, las víctimas más numerosas y evidentes sean las mujeres.

Los tribunales no siempre aciertan, y los actuales magistrados del Tribunal Constitucional no son precisamente un ejemplo de aciertos. Pero sobre todo, lo preocupante es que interpreten de manera tan torticera un artículo, el 14 de la Constitución que deja medianamente claro que todos somos iguales ante la ley independientemente de nuestra condición. Si ésto lo interpretan como lo han interpretado, pongámonos en lo peor por lo que deban de interpretar en el futuro, porque produce una cierta inseguridad saber que estos magistrados creen que no todos somos iguales ante la ley.

diumenge, 18 de maig de 2008

SOBRE LA VIOLÈNCIA DOMÈSTICA

Cap als anys 50, una noieta del sud va venir a Barcelona a guanyar-se la vida per donar de menjar a la seva família. Va conèixer un noi ben plantat, de bona família, amb una bona posició. Preparaven casar-se però ella volia pis propi, així que va tornar al poble fins que el seu promés comprés una casa. Ell va accedir per no perdre-la. Va venir el primer fill massa aviat, que ella no volia, peró que a canvi li va obrir les portes a una torre en una urbanització elitista. Alló valia la pena, va venir el segon fill, joies, abrics de pells.... tot alló que havia somiat. El seu marit estava entrampat per donar-li tot alló que ella demava, enamorat i cec. El fill gran a l'edat de 6 anys, va veure com els seus pares discutien i la seva mare insultava i pegava al seu pare fins deixar-lo estés a terra sagnant pel nas i l'orella. Creia que era mort. L'excusa davant dels avis i la gent era que el pare s'havia fet mal amb uns rosers......

Des d'aquell moment, va ser inclós dins les baralles, insults i cops dels pares. El pare va perdre la feina per no poder cobrir les despeses a què la seva dona l'obligava. A partir d'allà va venir la decadència: els insults eren més durs, més freqüents, les pallisses al pare eren diàries. Aquell home, que no va saber-se imposar mai, va caure en l'alcoholisme que, amb els anys el va convertir en una ombra d'aquella persona intel·ligent i treballadora què havia estat temps ençà.

La seva dona va tenir un nou fill i va decidir que l'home era el pare i que ella no pensava treballar més.

Aquell home, al qual no se li comprava ni tan sols roba interior que canviar-se, perquè no s'ho mereixia va entrar en una espiral infernal. La societat el rebutjava i el pàries com ell només vivien d'entrampar-se per beure's els diners i portar alguna cosa a casa. Era més fàcil no recordar a l'endemà la humiliació a la que se l'havia sotmés per part de la dona a la que encara estimava amb adoració i els fills que quedaven a casa.

Cada anirversari, cada Sant Jordi, cada setmana ell li portava un detall a la seva dona que aquesta llençava a les escombraries adduïnt que "ella no volia merdes".

Quan, al cap de molts anys, el seu fill gran el va portar, gairebé a la força i enganyat a un centre d'alcohòlics, després de molt negar-s'hi, es va ensorrar i va esclatar en un plor escruixidor dient tan sols: "jo em pensava que ningú em volia" Aleshores tenia ja 60 anys.

Va intentar-ho, però era impossible soportar els insults i cops diaris, així que hi va tornar.

Per sort per ell, morí als 64 anys, després d'una vida plena de vexacions, insults, i cops, en la que ell només volia una cosa: estimar amb bogeria a la seva dona.

Perquè no vares marxar del seu costat?, perquè vares estimar tant com per no denunciar?
Ens veiem al cel!!!!!!

Aquest relat és una història certa que, suposo, moltes famílies han viscut i no estem parlant d'un fenòmen nou, ja fa molts anys que els homes sofreixen.

dissabte, 17 de maig de 2008

Video de YouTube - España Directo

http://es.youtube.com/watch?v=Se2Rg4_2XpY

Sembla que alguns canals de TV comencen a fer-se ressó de l'abús i la marginació que molts homes separats i / o divorciats pateixen a mans de la seva ex dona recolzada incondicionalment per la justícia, en un exercici indiscutible de vulneració de drets fonamentals com el de igualtat

divendres, 16 de maig de 2008

La Llei de Violència de Gènere obté l'aval del TC

La llei de violència de gènere obté l'aval del Tribunal Constitucional


Una jutge considerava discriminatori el fet d'imposar més pena si l'agressor és un home i la víctima una dona. Els magistrats de l'alt tribunal voten dividits, set a cinc

AVUI.cat
Tribunal Constitucional

Ult. Act. 15.05.2008 - 13:25 hs

El Tribunal Constitucional ha fet pública aquest dimecres una resolució llargament esperada en què avala la llei de violència de gènere en aquell punt on es castiga més un cas de lesions pel fet que l’agressor sigui un home i la víctima una dona.

La qüestió d’inconstitucionalitat va ser plantejada per una jutge de Múrcia que considerava que l’article 153.1 del Codi Penal, tal com va quedar redactat amb la nova llei, és discriminatori per a l’home.La norma que pretén fer front a la violència contra les dones va entrar en vigor el desembre del 2005 i ràpidament va ser contestada per diversos estaments judicials que consideraven que atemptava contra el principi d’igualtat proclamat a la Constitució.

Fins al 6 de març passat, el TC havia acceptat a tràmit 127 qüestions d’inconstitucionalitat sobre l’article 153.1 del Codi Penal, que ara ha estat ratificat.Aquest no és l’únic article sobre el qual es van presentar qüestions d’inconstitucionalitat, i ara el TC encara ha de resoldre sobre els articles 171.4, 172.2 i el 148.4, tots ells modificats amb l’entrada en vigor de la llei de violència de gènere en el sentit d’agreujar les penes quan l’agressor és un home i la víctima una dona.

La votació dels magistrats del TC sobre aquest tema torna a evidenciar la divisió d’aquest organisme entre el bloc progressista i el conservador. Aquest últim, tret del magistrat Guillermo Jiménez, ha votat en contra de la constitucionalitat de la norma. De moment, només es va fer públic el resultat de la votació i per als propers dies s’espera que es difongui el contingut de la resolució. El magistrat Ramón Rodríguez-Arribas ha anunciat que presentarà un vot particular amb els seus arguments.

En tenir coneixement de la decisió del tribunal, la presidenta de l’Observatori Contra la Violència Domèstica, Montserrat Comas, ha mostrat la seva satisfacció i ha assegurat que “la sentència del TC suposa un fet històric d’extraordinària magnitud”. Comas destaca que la llei s’ha anat aplicant fins ara amb tota normalitat

http://www.avui.cat/article/tec_ciencia/30313/la/llei/violencia/genere/obte/laval/tribunal/constitucional.html




AQUEST ÉS EL NOSTRE PUNT DE VISTA SOBRE EL QUE HEM ANOMENTAT "ELS NOUS JUEUS"

Vist que el Tribunal Constitucional de la nació espanyola discrimina als homes pel sols fet de ser homes, aplicant majors penes que a les dones davant d’idèntics delictes, sols ens manca esperar que sigui la història qui faci justicia.

Molt n’hauríem d’aprendre dels nostres veïns alemanys que vàren haver de respondre a Nüremberg davant un tribunal militar pel genocidi legislat que vàren dur a terme. Al nostre país, els que ara son legisladors, hauríen de respondre davant tribunals dels drets humans, arribat el moment.

Els actuals dirigents del païs, han convertit la Constitució Espanyola en un llibre sobre utopies basades en ciencia ficció, i desgraciadament articles com el 14, que tenia l’objectiu inicial de protegir als espanyols, ha estat despreciat, manipulat, i literalment erradicat del seu sentit més estricte.

No es pot ésser més hipócrita, fanàtic, ni més radical. A partir d’avui, perden qualsevol dret moral a criticar altres fanatismes, ja que ells també han creuat la barrera.

dilluns, 12 de maig de 2008

DIBUIXOS DELS MENUTS



Animeu-vos a enviar per correu a la Núria nsaune@hotmail.com o a mi mateixa cristina.tenas@ono.com els dibuixos dels vostres menuts i menudes junt a aquella frase, que, espontàniament vàren deixar anar en algun moment de la seva vida i que us va deixar de pedra.... Els penjarem en aquest missatge, amb les inicials del nom del petit o petita, i els anys que té. Serà el nostre petit homenatge per a aquestes personetes que tant aporten a les nostres vides i sense les quals res seria el mateix.....












dilluns, 5 de maig de 2008

"Ser hombre" Pilar Morales Ibáñez

[Ara que la violència d'alguns homes ens avergonyeix a tantes i tants..., no està gens malament escoltar d'una dona, coses com aquesta]



Cuando miro a mi padre, siempre pendiente de sus hijas, y recuerdo la protección de su mano cuando escondía la mía, me siento orgullosa de los hombres.

Cuando recuerdo a mi abuelo, todo bondad hasta el último momento de su vida, quitándose la mascarilla de oxígeno para regalarme besos cuando ya le costaba respirar, me siento orgullosa de los hombres.

Cuando pienso en mi bisabuelo, de quién tantas bellas historias me han contado y de quién tanto aprendí sin conocerlo, me siento orgullosa de los hombres.

Cuando me veo en los ojos del compañero al que amo y por el que me sé infinitamente amada, me siento orgullosa de los hombres.

Cuando sueño en el hijo que me gustaría abrazar un día, me siento orgullosa de los hombres.

Cuando, en las risas y en las lágrimas, me acompañan mis amigos, siempre incondicionales y profundamente humanos, me siento orgullosa de los hombres.

Cuando leo las palabras de esos padres en lucha por el bienestar de sus hijos, dejándose la piel para que una sociedad desquiciada les permita seguir siendo padres, me siento orgullosa de los hombres.

Cuando veo, con los ojos o con la memoria, a las mujeres de mi familia, tan mujeres y tan compañeras, tan fuertes y tan justas, tan sensibles y tan madres, tan buenas… me siento orgullosa de formar parte de su estirpe.

Mientras escribo estas líneas, me siento orgullosa de ser mujer, me avergüenzo de las hembristas. Me siento orgullosa de los hombres, me avergüenzo de los machistas. Me siento orgullosa de la lucha social, me avergüenzo de la justicia. Me siento orgullosa de la igualdad, me avergüenzo de la violencia (del género y número que sea) y me avergüenzo de la mentira y de las escalofriantes estadísticas de falsas denuncias a las que los políticos no se atreven a mirar. También me avergüenzo de los cobardes.Me avergüenzo de algunos hombres y de algunas mujeres. Me siento orgullosa de los hombres y de las mujeres que, más allá de su sexo, son personas que entienden que la bondad es la esencia de ser persona.