diumenge, 24 de gener de 2010

Un hombre ingresa en prisión por una deuda de 71 euros con su ex esposa

http://www.elmundo.es/elmundo/2009/02/05/castillayleon/1233859240.html

Un hombre ingresa en prisión por una deuda de 71 euros con su ex esposa

Cumplirá un año de prisión por deber a su ex mujer 70,90 euros de la pensión.

Carlos Antonio Domíguez se encuentra desde el miércoles en la cárcel de Topas (Salamanca) para cumplir una condena de un año de prisión. Tiene 64 años y su delito no es otro que deber a su ex mujer 70,90 euros como parte de la pensión compensatoria que un juez fijó tras su divorcio en 2003.

Su compañera sentimental, Milagros Llanos, acusa directamente a dos juzgados de Valladolid de la situación en la que se encuentra su pareja, al no haber establecido entre ellos ningún tipo de comunicación que les permitiera saber que los 5.192 euros que reclama el Juzgado de lo Penal número 2 están siendo pagados a través de un embargo dictado por el número 10.

Al mismo tiempo, denuncia una situación de «indefensión», ya que el abogado de oficio que supuestamente estaba defendiendo su posición no atiende sus peticiones desde el pasado mes de abril. Milagros Llanos refuerza esta idea exhibiendo una sentencia de las emitidas durante este tiempo en la que el propio juez hace constar que «curiosamente, por la defensa del acusado no se propone prueba alguna para acreditar la insolvencia» que alegaba el ex marido para no hacer frente al pago de la pensión señalada.

Carlos Antonio Domínguez se separó de su mujer en el año 1996, aunque el divorcio no se materializó hasta siete años después. Según relata su pareja, era autónomo y trabajaba de manera estable para una empresa, hasta que en el año 2002 fue despedido, por supuesto sin paro como cualquier trabajador por cuenta propia. Recibió una indemnización de casi 12.000 euros que utilizó «para vivir».

El juzgado número 10 de Valladolid estableció una pensión de 150 euros mensuales para su ex esposa, pero dejó de pagarla al quedarse en paro. En el año 2005, fue juzgado por impago de la pensión durante ese último trienio, sin embargo, el primer juzgado había dictado un embargo mensual de 300 euros de la pensión de 383 euros que cobraba como mayor de 55 años y que era directamente ingresada en la cuenta de su ex esposa.

Milagros tampoco entiende que el Juzgado de lo Penal haya condenado a su actual pareja por abandono del hogar cuando los hijos de Domínguez Zorita eran ya mayores de edad en el momento de la separación. Lo mismo pasa con la pensión compensatoria dictada por el Juzgado a favor de la ex esposa del acusado, una mujer con unos ingresos mensuales superiores a los de su ex marido.

La pareja del hombre encarcelado asegura que todo el caso es, desde el principio, «una auténtica locura» y con ese concepto define el hecho de que un hombre de 64 años, sin ningún antecedente, haya tenido que ingresar en prisión con una condena de doce meses.

Mañana iniciará una recogida de firmas en Zamora, donde reside la pareja, para que sean enviadas al juzgado de lo Penal número 2 de Valladolid, con la intención de llamar la atención del juez sobre la situación del encarcelado