divendres, 5 de desembre de 2008

Las palizas a la niña Alba llegan a juicio - ADN

http://www.adn.es/blog/maldito_cromosoma_xyy/ciudadanos/20081203/POS-0006-Alba-malos-tratos-abusos-menores.html#comment_1_3
04 de Diciembre de 2008 Marta Català

Las palizas a la niña Alba llegan a juicio

La semana que viene empieza un juicio contra una madre y su compañero sentimental acusados de dejar en coma a una niña llamada Alba, vecina de Montcada i Reixach (Barcelona), que ahora se recupera de las graves heridas sufridas. Una niña que pese a estar en una cama, dice su padre, conserva una sonrisa.

A la mamá, Ana María, que se encuentra en prisión desde 2006, le piden 19 años de cárcel por un delito de intento de asesinato, un delito continuado contra la integridad moral y otro de violencia doméstica habitual, lo mismo que para Francisco Javier, el padrastro. Penas que para Álvaro, el padre biológico de la pequeña, que ahora tiene 8 años, son pocas: "Tendrían que imponerle 50 años", explica a ADN.es.

El caso de Alba dio la vuelta a España. Todos sentimos lo ocurrido. Su padrastro la maltrataba con el consentimiento de su madre que la tenía desnutrida, según la Fiscalía. Una noche, la pequeña se puso muy malita y su madre la trasladó al hospital. Ya era tarde.Los médicos vieron que las heridas en la cabeza que sufría no eran compatibles con lo que decía su madre. Que se había caído de la cama. La criatura había entrado en coma. Recuerdo por aquella época que la gente de a pie y el personal del hospital se volcó con la niña. Traían regalos, la gente se ofrecía para adoptarla.

Recuerdo también una tarde que varios periodistas quisimos entrevistar a la madre que estaba en el hospital visitando a su hija antes de que el juez decretara su ingreso en prisión. Nos colamos en la UVI para ver a Ana María y, señores, nos encontramos, sin querer, con una estampa desoladora: la pequeña dormía, entubada y vendada por todas partes. Abandonamos el lugar pensando por qué habíamos entrado.

¿Y el papá biológico? El papá biológico no tiene la custodia de Alba porque la Generalitat todavía no se la concede. Ana María le acusó de ser el maltratador e incluso fue arrestado. Ahora se ha demostrado que eso es absolutamente falso. Y es él el que cada semana se dirige al centro de educación especial en Barcelona donde vive su hija, rodeada de niños en situaciones especiales: "Le hablo, me dice cosas pero aún balbucea", explica el papá al tiempo que se emociona.La niña no está bien, tiene "hundida parte de la cabeza", cuenta su padre, no coordina bien los movimientos, ha perdido la memoria, no anda apenas, pero parece que va mejorando. A su corta edad, ya no podrá seguir el desarrollo infantil de cualquier niño de su edad y todo porque ha vivido en un infierno, con unos presuntos tutores maltratadores que no la han dejado ser feliz.
Fuentes consultadas por ADN.es explicaron que la madre es una mujer víctima de malos tratos anteriores y con fuerte carácter. Al padre biológico le costaba creer que su progenitora la agrediera, pero notaba cosas extrañas cuando estaba con la niña. Nunca pensó que la dejara en coma.

El fiscal señala en sus calificaciones que cuando Alba fue golpeada presuntamente por su padrastro, la menor no tenía posibilidad alguna de defenderse. Por eso, lo califica de asesinato en grado de tentativa.Un aspecto que me llamó la atención es el hecho de que la pequeña no recuerde a su madre: "No le hablamos de ella para que no tenga episodios trágicos en su cabeza", nos explica su papá. La niña no recuerda a su madre y puede que tampoco ahonde en las presuntas palizas que recibía. ¿Será bueno que olvide por completo la imagen de su madre que siempre ha mantenido que quiere a su hija? Su padre biológico cree que sí.

La violencia es deleznable sea dónde sea, venga de dónde venga, y la ejecute quién la ejecute. Pero cuando hablamos de menores, de niños indefensos, de personitas débiles y vulnerables, de seres llenos de inocencia, de ganas de vivir, el cuerpo se estremece al pensar como una madre puede ponerle una mano encima. Llega la hora de la verdad.

El día 11 empieza la vista oral en la Audiencia de Barcelona. La justicia tendrá que probar si Ana María y Francisco Javier son los culpables de que Alba esté hoy postrada para siempre en una cama.