dilluns, 28 de setembre de 2009

Retiran la custodia a una madre que fingía un cáncer para incumplir el régimen de visitas

http://www.lne.es/asturias/2009/09/23/retiran-custodia-madre-fingia-cancer-incumplir-regimen-visitas/811696.html

Retiran la custodia a una madre que fingía un cáncer para incumplir el régimen de visitas
La mujer, vecina de Siero, aseguraba que tenía que someterse a sesiones de quimioterapia y que no podía llevar a su hijo a los encuentros establecidos con el padre


Oviedo, Raquel L. MURIAS

La juez del Juzgado de violencia sobre la mujer número 1 de Oviedo ha retirado de manera provisional la custodia de su hijo de cinco años a una mujer de Siero que fingía tener un cáncer y ponía como disculpa que tenía que someterse a sesiones de quimioterapia cuando no llevaba al niño a encontrarse con su padre, tal como se le había impuesto en el régimen de visitas.Con esta disculpa, el padre estuvo más de cuatro meses sin tener contacto con su hijo. El matrimonio, que está tramitando el divorcio, vive separado desde hace meses y aunque en un principio era la madre quien tenía la custodia del niño, la juez ha decidido que sea el padre quien conviva con el niño y ha establecido para la madre un régimen de visitas.Según el dictamen de la juez, se ha podido comprobar que tanto el niño de cinco años como su hermana (hija de la mujer, fruto de una relación anterior) no estaban «adecuadamente atendidos». Los niños faltaban a clase con frecuencia e incluso la directora del centro escolar explicó que en dos ocasiones los menores tuvieron que regresar al colegio ante la ausencia de su madre, que no apareció a recogerlos en la parada del autobús.Para disculpar esta «falta de atención» sobre los menores, la madre llegó a decir que sufría un cáncer y que se estaba sometiendo a sesiones de quimioterapia, pero todo era mentira. La juez, una vez analizadas las circunstancias, ha otorgado la guarda y custodia del hijo común al padre. Según dicta el auto, las pruebas presentadas por el padre no ofrecen dudas, y por esta razón se decidió darle a él la custodia del niño. La juez también explica en el auto que «si bien es cierto que no conviene separar a los hermanos, no se estima adecuado que el menor permanezca en un centro de acogida, al existir la posibilidad de que el niño viva con su padre y en el domicilio que fue familiar».Además, la progenitora deberá contribuir con 150 euros al mes a la manutención del pequeño. Según ha manifestado Antonio Díaz Solís, abogado del padre, «estas medidas son provisionales, y será en el juicio de divorcio cuando el juez decidirá si la situación se mantiene tal como está o si se modifica alguna de las medidas adoptadas, aunque lo lógico es que si no cambian las circunstancias tampoco se modifiquen las medidas».Según el abogado del padre del niño, se prevé que el juicio del divorcio se celebre este año. «Con lo que esperamos que el padre continúe a cargo de su hijo, y su madre, con el régimen de visitas establecidas», apostilla el letrado.Los hechosLa madre fingía sufrir un cáncer y aseguraba que no llevaba a su hijo a los encuentros con el padre porque tenía que someterse a sesiones de quimioterapia.El niño y su hermana (fruto de una relación anterior de la madre) comienzan a faltar al colegio.El padre no consigue ver a su hijo en cuatro meses.Las pruebas presentadas demostraron que la mujer estaba mintiendo.