dilluns, 14 de setembre de 2009

Cuando era niña... Cristina Tenas

http://www.hoymujer.com/comunidad/columna/Otras,generaciones,otros,roles,95054,09,2009.html#

Fui la segunda hija del matrimonio de mis padres. Recuerdo una infancia tranquila en la que mamá me llevaba al colegio, mamá me recogía del colegio, mamá hacía el trabajo en casa y mamá me lavaba y planchaba la ropa.Los deberes los hacía yo sola, pues siempre fui independiente, y mi madre mientras tanto preparaba la cena para cuando papá llegara del trabajo a cenar.

Mamá fue a las entrevista con los profesores. Siempre sola. Siempre como madre, asumiendo la crianza y educación de los hijos en un elevado porcentaje del tiempo, mientras mi padre, estaba ausente. Trabajando.

El rol de esas personas de la posguerra española estaba claramente definido, aunque ya no más. Actualmente, las mujeres trabajamos fuera de casa. Los hombres trabajan en casa como nosotras y asumimos el rol de igualdad en el que nos vemos inmersos pues el propio ritmo del mundo nos lleva, queramos o no.

No obstante, y a pesar de agradecerle profundamente la dedicación a mi madre que ha criado a ambos hijos lo mejor que ha sabido, no la victimizo ni considero su figura más relevante que la de mi padre. Por que en cualquier caso, no pudieron elegir.

O acaso dudáis que si a mi padre le hubieran dado la opción de quedarse en casa cuidando, criando y viendo crecer a sus hijos no lo hubiera hecho gustosamente? Pues claro que sí. En lugar de madrugar cada día e ir a dirigir la empresa con los quebraderos de cabeza, stress y viajes que ello comportaba... peleando con clientes, proveedores, bancos, pólizas de crédito, etc...

Quien en sus cabales no cambiaría estar lejos de los suyos por poder permanecer junto a éstos?A esa generación no se le permitió elegir. Cada cual tenía su rol.
A la nuestra tampoco nos dejan elegir. Trabajamos todos dentro y fuera. Es la “evolución” de la raza humana. Ahora ejercemos dentro y fuera de casa. Nos guste o no.