dimarts, 15 de juliol de 2008

El lenguaje de la "igualdad" - Cristina Tenas Rosell- Palma de Mca

http://www.lavanguardia.es/lv24h2007/20080715/53500868925.html

Publicada en LA VANGUARDIA el 15.07.2008 y en DIARI DE TARRAGONA el dia 21.07.2008

A colación de la intervención de la “miembra” Bibiana Aído en cuanto al supuesto machismo de la lengua de Cervantes, no puedo más que estallar de risa, al igual que cualquier persona con un mínimo de sentido común y noción de la lengua española.

Debiera por tanto la mencionada “miembra” comenzar a proponer a sus compañeros/as miembros y a las “miembras” que la secundan, un nuevo “Constituciono” y proponer que el “igualdó” fuera o fuese idéntico para ambos géneros cada uno de ellos administrados por su propia Carta Magna (o Carto Magno).

Así podríamos terminar de segregar la sociedad, engrendrar más odio y tensión y de paso seguir distrayendo la atención con simplezas, en lugar de trabajar de una vez para y por aquello por lo que han sido elegidos: Gobernar el país y solucionar las dificultades reales.

Dejando por tanto la gilipollez al margen, considero que alguien debiera de hacerle leer la definición de IGUALDAD en la RAE que dista, y mucho, de su abnegada obsesión por discriminar a unos y favorecer a otras.

La tan necesitada igualdad radica en la sociedad, no en los supuestos matices del lenguaje, sino en el comportamiento, obligaciones y derechos de las personas. En ese campo es donde hay más desigualdad y donde ella genera y pretende seguir generando más y más desigualdad y tensión. Que Dios nos coja confesados. Quien prefiera que sea una Diosa, pues ya sabe….

1 comentari:

Anònim ha dit...

Enhorabuena por tu texto dirigido a las "Altas Cargas". Y ya puestos te envio el mío que he esparcido por algunos otros blogs. Disfrutadlo también.

Permitidme un poco de jocosidad humorística ante tanta idiotez de la intelectualidad feminista; pues me siento convertido en hado al ser visitado por la sublime hada de las letras hispanas.

No se para lo que sirve esta dama,
de la filosofía del género,
pero emoción si nos genera.

Cierto que a los hombres
por ser hembra,
atraía nuestra hambre;
pero al transformarse ella
en hombra,
y a nosotros deconstruirnos
en hombros,

gracias al género de su hada
todos nosotros al fin...

hemos alcanzado
el umbral
de la nueva masculinidad.

Que toda Bibi Ana es miembra,
no cabe la menor duda,
y que todo Bibi Ano es miembro,
de ello tampoco se duda;
por lo que si
el miembro,
entre las piernas
ya no tiene pene
sino peno;
se puede deducir entonces,
que la miembra,
lo que entre las piernas tiene,
no es peno,
sino pena.

Pablo el herrero